¿En qué está la resiliencia en las Américas?

101

Pía Hevía, sub-directora de Adapt Chile, participó en nombre de la organización en la VI Plataforma Regional para la Reducción de Riesgos de Desastres en las Américas, la que tuvo lugar en Cartagena, Colombia en junio. En esta editorial, nos deja sus impresiones.

Entre el 20 y el 22 de junio se desarrolló en Cartagena, Colombia la VI Plataforma Regional para la Reducción de Riesgos de Desastres en las Américas (http://eird.org/pr18/), con el objetivo de intercambiar experiencias para impulsar la aplicación y la medición de los resultados esperados del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 en las Américas. El Plan de Acción Regional (PAR), impulsado para esto, establece 4 prioridades: 1. Comprender el riesgo de desastres; 2. Fortalecer la gobernanza del riesgo de desastres para gestionar dicho riesgo; 3. Invertir en la reducción del riesgo de desastres para la resiliencia y; 4. Aumentar la preparación para casos de desastres, a fin de dar una respuesta eficaz y “reconstruir mejor” en los ámbitos de la recuperación, la rehabilitación y la reconstrucción.

En esta plataforma, se dio especial énfasis a la inclusión de la sociedad civil como un actor clave para la implementación de medidas que apunten a fortalecer los territorios y aumentar la resiliencia, en un contexto de cada vez mayor incertidumbre climática. Fueron los mismos dirigentes comunitarios de lugares tan distantes como El Salvador, Paraguay o Chiloé quienes dieron cuenta de sus experiencias haciendo frente a desafíos como la marea roja, huracanes e inundaciones, todos eventos asociados al cambio climático.

Dentro de los elementos claves necesarios para lograr la resiliencia comunitaria ante estos fenómenos y que fueron mencionados en la Plataforma, se releva la colaboración con gobiernos locales como un factor fundamental, coordinación que debe ir acompañada de diagnósticos participativos, vinculantes y oficializados, una planificación territorial efectiva y la transferencia y fortalecimiento de capacidades a nivel local.  Cabe destacar que el trabajo de la RedMuniCC aborda varios de estos elementos, ya que la gestión del riesgo de desastres es fundamental en la acción territorial ante el cambio climático, tal y como se señala en la Agenda para Municipios ante el Cambio Climático (http://www.redmunicc.cl/esp/portfolios/riesgos/).

Desde Chile se evidencian importantes avances en la materia que incluso pueden constituirse en un aporte para otros países de América Latina, por ejemplo, la conformación  de la Plataforma Nacional para la Reducción del Riesgo de Desastres, instancia multisectorial que desde el año 2012 trabaja en la creación de instrumentos de planificación  en la materia. Sin embargo, aún hay mucho por hacer a nivel local, en especial en el apoyo técnico a los municipios, ya que tienen un rol clave en la identificación y reducción de vulnerabilidades territoriales, así como en la respuesta a los impactos de las amenazas.

Lo anterior, nos invita a reflexionar sobre las formas en cómo se construyen los territorios en la actualidad y cómo estos están preparados para  enfrentar los desafíos del clima. Siendo una prioridad proteger la vida de las personas, asegurar la continuidad de los medios de vida y el resguardo de la infraestructura comunal, se requiere generar marcos de acción que integren diagnósticos participativos  y planificación territorial acorde a una visión común de desarrollo, con miras a alcanzar la resiliencia.

Por Pía Hevia, Sub Directora

Con la colaboración de Pamela Torres, Coordinadora de Proyectos

Adapt Chile

3 de julio de 2018

Revisa el video resumen del evento, aquí: